Flags

El Centro para la Salud y la Educación de las Mujeres

Uro/Ginecología

Mostrar este artículoCompartir este artículo

Prolapso Pélvico Del Órgano: Una Descripción

Dr.Alka Shaunik y el Dr. lirio A. Arya
División de la cirugía pélvica de Uro-gynecology y de Reconstructive, obstetricia y Gynecology, universidad de Pennsylvania, Philadelphia 19104 (los E.E.U.U.)
Teléfono: 215 349 5049
Fax: 215 662 7929
Email:larya@mail.obgyn.upenn.edu

El prolapso pélvico del órgano es una condición ginecológica muy común - se estima que los 50% de las mujeres que han tenido incluso un parto, pierden fuerza pélvica del piso y cerca de 10 a el 38% de estas mujeres, entre 15 a 60 años de la edad sufre de prolapso soplado completo. Los aumentos de la incidencia con edad que avanza. Desafortunadamente, solamente 1 en 5 pacientes puede tener acceso a la asistencia médica para sus síntomas. Cada año hospitalizan a casi 2.04 mujeres por el riesgo de mil años para el prolapso y casi 338.000 experimentan los interventions quirúrgicos para el desorden. Esta alta incidencia pone una carga social y económica severa en la sociedad.

El estigma social de la enfermedad genital de la zona conduce al under-reporting - el solamente 20% de la ayuda médica de la búsqueda afectada de las mujeres. El olor y la salida se asocian a inhabilidad, a la vergu|enza, al retiro sicosocial y a la deterioración adicional en la salud debido al acceso reducido a los sistemas del cuidado médico.

Una gran cantidad de casos del prolapso pélvico del órgano van desapercibidos incluso en la oficina del médico, debido a la gran variedad de presentaciones clínicas. La existencia de diversas variedades de prolapsos individualmente o concomitante en el mismo paciente hace la diagnosis aún más compleja.

La pérdida de ayuda de paredes vaginales anteriores, posteriores, y apical da lugar a cystocele, a rectocele, a enterocele, y a prolapso vaginal del pun¢o, respectivamente. el prolapso Utero-vaginal ocurre secundario al daño de la faja compleja y endopelvic cardinal-uterosacral del ligamento que apoya normalmente el útero y la vagina superior sobre el diafragma pélvico. Los defectos del tejido fino conectivo se han encontrado en mujeres con prolapso uterino y tensionan incontinence. El tejido fino conectivo anormal se puede asociar a prolapso del órgano y a incontinence pélvicos de la tensión.

Clasificación de la severidad del prolapso pélvico del órgano:

Cystocele
Cystocele o el prolapso vaginal anterior se define como pendiente patológica de la pared vaginal anterior y de la base sobrepuesta de la vejiga. Según la terminología estandardizada internacional de la sociedad de Continence (ICS) para el prolapso que califica, el prolapso vaginal anterior del término se prefiere sobre cystocele.

Primer grado - la pared vaginal anterior, del meatus urethral a la bóveda anterior, desciende a medio camino a hymen.
Segundo grado - la pared vaginal anterior y la vejiga subyacente extienden a hymen.
Tercer grado - la pared vaginal anterior y la uretra y la vejiga subyacentes son exterior hymen. Este cystocele es a menudo parte del tercero-grado uterino o de la cámara acorazada vaginal de la poste-histerectomia rebájese.

Prolapso uterino o vaginal de la cámara acorazada
Primer grado - la cerviz o el ápice vaginal desciende a medio camino a hymen.
Segundo grado - la cerviz o el ápice vaginal extiende a hymen o excedente el cuerpo perineal.
Tercer grado - los úteros de la cerviz y de la recopilación extienden más allá de hymen o la cámara acorazada vaginal se vuelca y resalta más allá de hymen.

Rectocele
Rectocele se puede definir como el herniation o bombearse de la pared vaginal posterior, con la pared anterior del recto en la aposición directa al epitelio vaginal. Rectocele es fundamental un defecto del tabique recto-vaginal, no el recto. El prolapso vaginal posterior del término se prefiere sobre rectocele.

Primer grado - la saliente saccular de la pared recto-vaginal desciende a medio camino a hymen.
Segundo grado - el sacculation desciende a hymen.
Tercer grado - el sacculation resalta o extiende más allá de hymen.

Enterocele:
Enterocele es una hernia en la cual el peritoneo es adentro intacto con la mucosa vaginal. La faja endopelvic que interviene normal es terraplenes ausentes, y pequeños del intestino el saco de la hernia.

La presencia y la profundidad del saco de Enterocele, concerniente a hymen, se deben describir anatómico, con el paciente en las posiciones supinas y derechas durante la maniobra de Valsalva.

Etapas internacionales de la sociedad de Continence del prolapso pélvico del órgano determinado por medidas del sistema de la cuantificación del prolapso Pelvic Organ:

Etapa 0 ningún prolapso; los puntos anteriores y posteriores son el -3 y C (cerviz) o D (bóveda posterior) está en medio - TVL (total Longitud vaginal) y - (TVL - 2) centímetro.
La etapa I los criterios para la etapa 0 no se resuelve, y el prolapso más distal es > 1 centímetro sobre el nivel del hymen (< -1 cm).
La etapa II el prolapso más distal está entre 1 centímetro arriba y 1 centímetro debajo del anillo hymeneal (por lo menos un punto es - 1, 0, o +1).
La etapa III el prolapso más distal está entre > 1 centímetro debajo del anillo hymeneal, pero no más futuro que 2 centímetros menos que TVL.
La etapa IV representa la eversión completa de la cámara acorazada; el prolapso más distal resalta por lo menos (TVL - 2) centímetro.

La experiencia del parto es la única explicación lógica para la presencia del prolapso pélvico del órgano exclusivamente en mujeres. La investigación sugiere que la disfunción pélvica del piso, que es el precursor del prolapso, sea causada muy probablemente por partos solos o repetidos. Los mecanismos patofisiológicos por los cuales lesiones en la causa del parto una incidencia creciente del prolapso deben todavía ser estudiadas detalladamente. Pero, la mayoría de los estudios observan que los países pobres con cuidado obstétrico pobre, el asistente local entrenado enfermo del nacimiento y prácticas obstétricas primitivas demuestran una incidencia más alta del prolapso pélvico franco del órgano. En países occidentales, con una calidad mejor del cuidado obstétrico solamente la forma más suave de la enfermedad - se considera la disfunción pélvica del órgano. Otros factores sabidos asociados a una incidencia más alta del prolapso son: número de aumento de embarazos y partos, número de aumento de nacimientos vaginales, entrega del bebé grande del tamaño, filtrando a la hora de trabajo antes de la dilatación completa de la cerviz, historia de la desnutrición, estado postmenopausal, e hipertensión y debilidad neuromuscular generalizada. El prolapso que resulta puede convertirse inmediatamente después de la ocurrencia del incidente o puede tomar años para llegar a ser clínico evidente.

Los síntomas se asociaron a grados que variaban de prolapso:

El prolapso suave presenta generalmente como malestar suave y sensación de la fricción abajo en la región pélvica.
El prolapso moderado puede conducir a una sensación de la presión en la vagina, el dolor del malestar mientras que está parado o el dolor durante cópula sexual.
El prolapso severo es el caer de los órganos pélvicos hasta ahora debajo de eso que llegan a ser visibles de la vagina. El prolapso severo puede causar los síntomas del incontinence urinario, anulando la disfunción, el caer sintomático del útero, fija prolapso quirúrgico de la cámara acorazada, incontinence fecal, la disfunción sexual y la dificultad en pasar el taburete.

Modalidades Del Tratamiento:

Los pacientes con síntomas suaves pueden ser manejados con éxito con las medicaciones, la fisioterapia, la terapia del comportamiento, los pesarios, y el uso aconsejado de cojines y de neutralizadores vaginales del olor, antes de la intervención quirúrgica. Los varios procedimientos quirúrgicos eficaces están disponibles para preservar la forma y la función de la zona genital dependiendo de la edad, de la fertilidad y de los requisitos sexuales de la actividad de cada mujer. La ruta vaginal para la reparación del prolapso se prefiere porque: la capacidad de reparar los defectos anteriores, apical y posteriores de la ayuda, capacidad de tratar el incontinence urinario de la tensión, evitación de la incisión y complicaciones heridas, disminuyó costes y tiempo operativo, y una vuelta más rápida a las actividades de la vida diaria. La desventaja puede ser disminución posible de la longitud vaginal.

Disfunción sexual - es una consideración importante de la calidad-de-vida para el paciente que experimenta cirugía reconstructive pélvica. Algunos estudios han demostrado después de la suspensión uterosacral bilateral y de la reconstrucción vaginal sitio-especi'fica, longitud vaginal del ligamento del total disminuida por 0.75 centímetro en promedio, con el 88% teniendo una longitud vaginal de 7 centímetros o mayor. El mismo estudio describió a 29 pacientes con la corrección vaginal de la etapa III o IV prolapso, y encontró su satisfacción sexual seguía siendo colmo y los síntomas del dysparunia eran sin cambios de línea de fondo en 6 meses después de la cirugía. De una perspectiva sexual de la función, la suspensión vaginal abdominal se debe realizar en los pacientes que tienen una vagina delantera-acortada en la línea de fondo y que desean mantener actividad sexual vaginal. Después de la cirugía puede haber efectos secundarios suaves como dolor o dispareunia; los efectos secundarios serios como prolapso de la cámara acorazada o prolapso de otro órgano genitourinario después de la intervención operativa pueden ocurrir en circunstancias raras.

Dispositivos mecánicos - con el advenimiento de técnicas quirúrgicas modernas, los pesarios eran considerados una reliquia del pasado y por un período del tiempo fueron ofrecidos o utilizados raramente. Recientemente, ha habido un resurgimiento del interés en esta modalidad terapéutica. Los médicos están haciendo más conscientes de los riesgos y de los porcentajes de averías a largo plazo de procedimientos quirúrgicos, y los pacientes se están convirtiendo interesaron más en la consideración de todas las opciones para su problema. Algunos pacientes eligen usar un pesario como la terapia final para su disfunción pélvica del piso, mientras que otros utilizan un pesario temporize antes de considerar cirugía y muchos más usan tal diario del dispositivo solamente al emprender una actividad que dé lugar a pérdida de la orina, tal como ejercicio. Creemos eso los candidatos apropiados de ofrecimiento la opción de la gerencia expectante, un pesario el otro dispositivo, o la cirugía constituye buen consentimiento informado. Un pesario también puede ser una herramienta de diagnóstico útil para los clínicos.

Hoy, muchos pesarios y dispositivos vaginales están disponibles para tratar incontinence y o prolapso. Algunos son más fáciles para que una mujer se maneje que otros. Nuestro acercamiento es comenzar una sesión apropiada con uno de los dispositivos más baratos, más de uso fácil antes de proceder a los pesarios que son más costosos o más difíciles para que el paciente maneje. En nuestra experiencia, los resultados adversos de usar un pesario, tal las abrasiones vaginales o las ulceraciones, son raros si un paciente puede insertar y quitar el pesario en sus el propios y quitarlo así durante la noche inmediatamente por semana.

Secuencia sugerida para los pesarios apropiados para el prolapso:antes de una sesión de la pesario-guarnicio'n, pretratan a todas las mujeres con atrophy vaginal leve uniforme por 6 semanas con crema del estrógeno. Mandan a las mujeres venir a la sesión apropiada con una vejiga moderado llena. Para las mujeres con incontinence de la tensión, esto permite la prueba de la eficacia del pesario, y para las mujeres con prolapso, éste se determina si la reducción del prolapso es acompañada por incontinence. Además, todas las mujeres procuran anular con el pesario en lugar antes de salir de la oficina. Mandan a las mujeres mímico actividad vigorosa en el área de la clínica (tal como gatos el caminar, que saltan enérgicos, filtrando), y envían el paciente entonces hogar con el mejor ajuste. Una vez a casa, el mejor ajuste de la oficina falla para aproximadamente un cuarto de las mujeres, que entonces vuelven para la guarnición adicional.

Nuestra recomendación para el cuidado de la carta recordativa es - primera visita de la carta recordativa (1 semana; 1 a 3 días para el cubo). Examine la vagina, ajuste el tipo y el tamaño según lo necesitado. Enseñe la inserción y el retiro; porque las mujeres en nuestra práctica quitan generalmente el pesario por lo menos una vez por semana, encuentran raramente descarga vaginal excesiva o maloliente y hacen así que poco utilice para baten con excepción del estrógeno.

Carta recordativa a largo plazo - para la mujer que puede insertar y quitar el pesario; visitas de la vuelta: 2 semanas, 3 meses más adelante, cada 6 a 12 meses. Instrucciones dadas a los pacientes para quitar el pesario cada noche o por lo menos una vez por semana; déjela hacia fuera de noche y utilice la crema del estrógeno en el pesario como lubricante.

Las mujeres que no pueden insertar o quitar el pesario - deben ser vistas en 2 semanas, 4 semanas más adelante, 6 semanas más adelante etc. hasta 3 meses. Determine el intervalo apropiado del retiro del pesario y óptimo - quite y haga que la enfermera que visita reinserte por mañana (o viceversa). Triplique la crema del sulfa o el acigel puede disminuir descarga.

Dispositivos vaginales y secuencia sugerida para los pesarios apropiados para el prolapso/Incontinence

Gerencia quirúrgica - el acercamiento vaginal a la reconstrucción pélvica tiene la ventaja del acceso a los tres segmentos del prolapso, la vagina anterior y posterior y el ápice, así como la capacidad de realizar los procedimientos para el incontinence urinario de la tensión que coexiste comúnmente con prolapso, vía el mismo acercamiento. Perineorrhaphy y el colporrhaphy posterior se logran lo más fácilmente posible con un acercamiento vaginal. Cystocele se repara tradicionalmente vaginally vía colporrhaphy anterior, con porcentajes de averías de el hasta 40%. Tres técnicas comúnmente usadas del colporrhaphy anterior son: el plication estándar, placation estándar reforzó con el acoplamiento del polyglactin 910, y la disección ultralateral con el plication. La reparación vaginal del prolapso uterino o vaginal de la cámara acorazada requiere el resuspension del ápice vaginal a las ayudas del tejido fino ligamentous o conectivo en la pelvis. Las estructuras más comunes usadas para suspender de nuevo el ápice vaginal rebajado son ligamentos uterosacral y sacrospinous. Muchos cirujanos pélvicos del piso prefieren el uterosacral a la suspensión vaginal sacrospinous de la cámara acorazada debido a una restauración mejor de la anatomía vaginal normal del eje y del prolapso vaginal anterior recurrente disminuido de la pared que siguen histerectomia vaginal. El incontinence urinario de la tensión coexiste comúnmente con prolapso, y se puede reparar vaginally con procedimientos de la honda.

Los pacientes tienen raramente un enterocele aislado; por lo tanto, la suspensión de la cámara acorazada y la reparación vaginales concurrentes del rectocele son a menudo necesarias. El saco del enterocele se debe movilizar de las paredes y del recto vaginales. Cuando el saco del enterocele es difícil de distinguir del recto, la diferenciación es ayudada por una examinación rectal con la disección simultánea del enterocele de la pared rectal. Después de que el saco del enterocele se haya disecado de la vagina y del recto, la tracción se coloca en ella; el saco se explora digital para asegurarse de que no hay intestino pequeño o adherencias mentales presentes. Si están encontrados, se disecan al nivel de su cuello. Debajo dos o tres de no-absorbibles circunferenciales directo de la visualización, las suturas de la monedero-secuencia se utilizan para cerrar el saco del enterocele. Los ligamentos cardinales-uterosacral se incorporan también. Una vez que sean sobre el terreno, las suturas se aten en secuencia. El cuidado se debe tomar para evitar de enroscar el uréter. El colporrhaphy posterior para reparar el rectocele y la suspensión vaginal de la cámara acorazada se realizan según lo indicado.

Conclusión:

Desafortunadamente, ningún tratamiento existe que cura a todas las mujeres con el incontinence y el prolapso pélvico 100% de la tensión del órgano del tiempo. La cirugía, de largo considerada el patrón oro para tratar estas condiciones, pierde una cierta eficacia con el tiempo, tal que la tarifa de la curación del 80% a del 90% considerada 2 a 5 años disminuye postoperatoriamente hasta el 50% a el 60% 10 años más tarde. Aunque la gerencia conservadora cura a lejos pocas mujeres que cirugía, el riesgo y el costo disminuidos combinados con las tarifas razonables de la mejora asociadas a terapia conservadora hacen este acercamiento atractivo como primera opción del tratamiento para la mayoría de las mujeres.

Todos los trabajadores del cuidado médico deben ser sensibilizados a la existencia extensa de esta condición. Cada mujer necesita saber que la condición sea curable. La educación paciente sobre las varias modalidades del tratamiento disponibles y su tarifa del éxito ayudará a motivar a mujeres sufridoras para alcanzar hacia fuera para la ayuda médica. Una instrucción femenina más alta y los cambios socio-culturales que acentúan las necesidades de las mujeres de la educación, del cuidado médico y de ediciones de la igualdad del género pueden tener un efecto marcado en incidencia de esta enfermedad altamente preventable. Un esfuerzo genuino en la prevención puede conducir a esta enfermedad de relegación solamente a los libros de textos del historial médico.

Publicado: 9 February 2009

Women's Health & Education Center
Dedicated to Women's and Children's Well-being and Health Care Worldwide
www.womenshealthsection.com