Flags

El Centro para la Salud y la Educación de las Mujeres

Ginecológica Oncología

Mostrar este artículoCompartir este artículo

Carcinomas Cervical: Diagnosis y gerencia

Boletín de la práctica de WHEC y pautas clínicas de la gerencia para los abastecedores del healthcare. La concesión educativa proporcionó por Health de Women's y el centro de la educación (WHEC).

Global, el cáncer cervical es un problema de salud importante, con una incidencia anual de 371.000 casos y un índice de mortalidad anual de 190.000. los 78% de casos ocurren en países en vías de desarrollo donde está la segunda causa el cáncer cervical frecuente de la muerte ca'ncer-relacionada en mujeres. El carcinoma cervical invasor, una vez el cáncer más común de la reproductivo-zona de los Estados Unidos, ha caído recientemente a la fila de tercer la más común. La sociedad americana del cáncer estima que 12.900 cajas nuevas de cáncer cervical serían diagnosticadas en los Estados Unidos en 2001 y resultarían 4.400 muertes del cáncer cervical. La disminución substancial de la incidencia y de la mortalidad en países desarrollados se piensa para ser un resultado de la investigación eficaz (1).

El propósito de este documento es describir criterios y el tratamiento del estacionamiento para el carcinoma cervical. Para los propósitos prácticos, se centrará en los histologies squamous y del adenocarcinoma solamente. Además, la nueva evidencia ha documentado concluyente que las tarifas de la supervivencia para las mujeres con el cáncer cervical mejoran cuando la radioterapia se combina con quimioterapia cisplatin-basada en casos avanzados.

Factores De Riesgo:

El papiloma-virus humano (HPV) se considera el factor más importante que contribuye al revelado del neoplasia cervical y del cáncer cervical. Los tipos de riesgo elevado de HPV (16, 18, 31, 33, 35, 39.45, 51, 52, 56, 58) se detectan en más el de 85% de todos los cánceres cervicales. Otros factores de riesgo incluyen historia de la cópula sexual en una edad temprana, socios sexuales múltiples, enfermedades sexual transmitidas (chlamydia incluyendo) y fumar. Los factores de riesgo adicionales incluyen a un socio o a socios masculinos que han tenido socios sexuales múltiples; historia anterior de la displasia squamous de la cerviz, de la vagina o de la vulva; e immunosuppression por ejemplo después del trasplante o pacientes del órgano con HIV/AIDS.

Histología:

Los dos tipos histologic principales de carcinomas cervicales invasores son carcinomas y adenocarcinomas squamous de la célula. Los carcinomas de la célula de Squamous abarcan el 80% de casos, y el carcinoma del adenocarcinoma o adenosquamous abarca el aproximadamente 15%. Las cajas restantes se componen de los varios histologies raros, que pueden tener comportamiento biológico muy diverso. En 1994, FIGO, en una tentativa de calificar mejor la definición del carcinoma microinvasive de la cerviz, adoptó la definición siguiente para el carcinoma microinvasive de la cerviz. Los cánceres de la etapa Ia1 serían ésos con la invasión stromal hasta 3 milímetros en profundidad y no mayor que 7 milímetros. La etapa Ia2 sería cuando la invasión está presente en 3-5 milímetros en profundidad y no mayor que 7 milímetros. La implicación vascular linfática del espacio no excluiría a paciente de esta definición (2).

Diagnosis y pautas para el estacionamiento clínico del carcinoma cervical invasor:

Los señales y los síntomas del carcinoma cervical temprano incluyen descarga acuosa, manchar intermitente, y la sangría del poste-coital. Los síntomas van a menudo desconocidos por el paciente. Debido a la accesibilidad de la cerviz, la diagnosis exacta se puede hacer a menudo con la investigación cytologic, la biopsia colopscopically dirigida, o la biopsia de una lesión gruesa o palpable. En casos del carcinoma microinvasive y de la temprano-etapa sospechado, la biopsia del cono de la cerviz se indica para evaluar la posibilidad de invasión o para definir la profundidad y el grado del microinvasion. La biopsia fría del cono del cuchillo proporciona la evaluación más exacta de los márgenes. El estacionamiento de cánceres ginecológicos procura definir el grado anatómico de un cáncer dado. El estacionamiento del cáncer cervical invasor con el sistema de FIGO (federación internacional de Gynecology y de la obstetricia) es logrado por la evaluación clínica. Los puntos dominantes en efectuar la enfermedad son (2):

  • La examinación debe incluir la inspección, palpación, curetaje, hysteroscopy colposcopy, endocervical, cistoscopia, pyelography proctoscopy, inravenous, y examinación de la radiografía de pulmones y del esqueleto.
  • Conization de la cerviz se considera una examinación clínica.
  • La vejiga sospechada o la implicación rectal se debe confirmar histológico.
  • Si hay una pregunta sobre la etapa más apropiada, el primero tiempo debe ser asignado.

Estacionamiento de Carcinomas cervical:

Los tres sistemas principales del estacionamiento son los de FIGO, la comisión mixta americana sobre cáncer, y la unión internacional contra cáncer. Los registros del cáncer aprobaron por la universidad americana de cirujanos utilizan a comisión mixta americana sobre el sistema del estacionamiento de TNM del cáncer (tumor, nodos, metástasis). Sin embargo, la literatura científica divulga estadística ginecológica de la oncología usando el sistema de FIGO. Se recomienda que el sistema de FIGO esté utilizado para facilitar comparaciones de datos internacionales.

Nomenclatura de FIGO: Carcinoma de la cerviz

Carcinoma de la etapa 0 in situ, grado intraepithelial cervical III del neoplasia
La etapa I el carcinoma se confina terminantemente a la cerviz (la extensión a la recopilación sería desatendida) Carcinoma invasor de Ia que se puede diagnosticar solamente por la microscopia. Todo el lesio'n-uniforme macroscópico visible con la invasión superficial se asigna para efectuar los carcinomas de Ib. La invasión se limita a una invasión stromal medida con a profundidad máxima de 5.0 milímetros y una extensión horizontal de no más que 7.0 milímetros. La profundidad de la invasión no debe ser más que 5.0 milímetros tomados de la base del epitelio del tejido fino original - superficial o glandular. La implicación de los espacios vasculares - venosos o linfáticos - no deben cambiar la asignación de la etapa.
Invasión stromal medida Ia1 de no más que 3.0 milímetros en profundidad y extensión de no más que 7.0 milímetros.
Invasión stromal medida Ia2 de más de 3.0 milímetros y de no más que 5.0 milímetros con una extensión de no más que 7.0 milímetros.
De Ib lesiones visibles clínico limitadas a los úteros de la cerviz o a los cánceres pre-cli'nicos mayores que la etapa Ia.
Clínico lesiones visibles Ib1 no más que 4.0 centímetros.
Clínico lesiones visibles Ib2 más de 4.0 centímetros.
El carcinoma cervical de la etapa II invade más allá del útero, pero no a la pared pélvica o al tercero más bajo de la vagina.
IIa ninguna implicación parametrial obvia.
Implicación parametrial obvia de IIb.
Etapa III que el carcinoma ha ampliado a la pared pélvica. En la examinación rectal, no hay espacio ca'ncer-libre entre tumor y la pared pélvica. El tumor implica el tercero más bajo de la vagina. Todos los casos con hydronephrosis o el riñón de no-funcionamiento es incluido, a menos que se sepan para ser debido a otras causas.
El tumor de IIIa implica un tercero más bajo de la vagina, sin la extensión a la pared pélvica.
Extensión de IIIb a la pared o al riñón pélvica del hydronephrosis o del no-funcionamiento
La etapa IV que el carcinoma ha extendido más allá de la pelvis verdadera, o ha implicado (biopsia probada) la mucosa de la vejiga o recto. El edema bullar, como tal, no permite que un caso sea asignado para efectuar el intravenoso.
Extensión de IVa del crecimiento a los órganos adyacentes (vejiga o recto o ambos)
IVb separado a los órganos distantes.

Distinción entre la etapa Ib1 y la etapa Ib2:

En 1994, FIGO revisó sus criterios del estacionamiento, subdividiendo el carcinoma de Ib de la etapa de la cerviz en la etapa Ib1 (<4 cm in diameter) and stage Ib2 (>diámetro de 4 centímetros). Cuando el tumor se confina a la cerviz, el tamaño del tumor primario se ha mostrado para tener un impacto importante en tarifas de la supervivencia en el cáncer cervical de Ib de la etapa, sin importar modalidades primarias del tratamiento (3). El análisis retrospectivo ha evaluado a pacientes que tenían histerectomias y disecciones radicales del nodo de linfa para los cánceres Ib1 e Ib2 de la etapa de la cerviz. Los pacientes con enfermedad de la etapa Ib2 tenían una tarifa de cinco años importante peor de la supervivencia (72.8%) en comparación con las que tenían tumores de la etapa Ib1 (el 90%). También en este estudio, en 38.7% de casos de la enfermedad de la etapa Ib1 y 72.9% de casos de los pacientes de la enfermedad de la etapa Ib2 recibió la radioterapia postoperatoria para las indicaciones de riesgo elevado tales como nodos de linfa positivos, enfermedad parametrial, márgenes quirúrgicos positivos, e invasión stromal profunda que implicaba el tercero externo de la cerviz. El alto porcentaje de la radiación postoperatoria requerido en pacientes con enfermedad de la etapa Ib2 sugiere que la radiación primaria sea considerada para estos pacientes y se pueda suplementar por la evaluación quirúrgica o radiológica para llegar hasta estado nodal retroperitoneal.

Otro estudio demostró el efecto del tamaño del tumor en resultados en los pacientes tratados con radioterapia solamente (IE, sin cirugía o quimioterapia). Las tarifas enfermedad-libres de cinco años de la supervivencia para las mujeres con el cáncer de Ib de la etapa eran 100% para las lesiones menos de 1 centímetro de diámetro, los 98% para eso 1-1.9 centímetros, los 93% para eso 2-2.9 centímetros, los 83% para eso 3-3.9 centímetros, y los 76% para las lesiones de 4 centímetros o más (4).

Gerencia:

Los carcinomas tempranos de la cerviz se pueden manejar generalmente por técnicas o radioterapia quirúrgicas. Los carcinomas más avanzados requieren el tratamiento primario con radioterapia. Según lo discutido anterior, los resultados de la evaluación quirúrgica no deben influenciar la etapa determinada usando el sistema clínico del estacionamiento de FIGO. Sin embargo, se reconoce bien que la presencia de la metástasis del nodo de linfa es el predictor adverso más importante de la supervivencia. La disección quirúrgica del nodo de linfa de Retroperitoneal de los nodos de linfa pélvicos y paraaortic proporciona la información importante sobre el planeamiento y el pronóstico de tratamiento. La resección de los nodos de linfa positivos se piensa para proporcionar la ventaja terapéutica. Por lo tanto, la evaluación quirúrgica permite la individualización de la terapia y puede dar lugar a resultados clínicos mejores.

Microinvasive Caner cervical - diagnosis y tratamiento:

La premisa para esta diagnosis específica es definir un subconjunto de pacientes con los carcinomas tempranos de la cerviz que tenía un pronóstico favorable. Es importante recordar que estas lesiones están definidas microscópico y que no se pueden visualizar en la inspección gruesa. Los puntos principales que afectan la definición son la profundidad máxima de la invasión stromal, la significación de la invasión linfa'tico-vascular del espacio, volumen del tumor, y la confluencia de la invasión modela con respecto a la frecuencia de la metástasis pélvica del nodo, de la repetición vaginal, y de la última supervivencia. Entender los conceptos detrás de la definición y diagnosis del carcinoma microinvasive de la cerviz es importante para entender la biología y el comportamiento de la enfermedad. La metástasis nodal es el predictor más constante y más fuerte de la supervivencia para los pacientes con los cánceres cervicales invasores tempranos. Hay una relación entre la profundidad de la invasión y la metástasis nodal. Las lesiones invasoras - ésas con la invasión hasta 3 milímetros - tienen como mínimo un índice metastatic del riesgo del nodo de linfa de 1.2% y un índice de la profundidad de menos el de 1%. Sin embargo, las lesiones mayor de 3 milímetros y no mayor que 5 milímetros de la invasión tienen un índice 7.8% de la metástasis nodal y un índice de la profundidad de 2.4%. Según los criterios de FIGO, los pacientes con carcinoma de la etapa Ia1 podrían ser tratados con histerectomia simple sin la disección nodal o el conization en casos seleccionados. Esos pacientes con la invasión mayor de 3 milímetros y no mayor que 5 milímetros (etapa Ia2) deben experimentar histerectomia radical y lymphadenectomy pélvico. Aunque la invasión linfa'tico-vascular no debe alterar la etapa de FIGO, es un factor importante en decisiones del tratamiento. El riesgo de la repetición con la implicación linfa'tico-vascular es 3.1% si el grado de la invasión es 3 milímetros o menos y 15.7% si es mayor de 3 milímetros y no mayor que 5 milímetros (5).

La preservación de la fertilidad ha llegado a ser cada vez más tan importantes que más mujeres son delaying teniendo familias. Un dilema del tratamiento se presenta para las mujeres con carcinoma cervical que no han comenzado o maternidad terminada pero desea la opción para llegar a ser embarazado. Por razones éticas y apodo a los estudiantes de medicina-legales, los pacientes que optan por la gerencia conservadora deben entender completo los riesgos implicados.

gerencia cervical invasora del carcinoma de la Temprano-etapa (Ib-IIa):

Las estrategias del tratamiento para la etapa Ib y el carcinoma invasor de IIa de la temprano-etapa incluyen:

  1. un acercamiento quirúrgico primario con histerectomia radical y lymphadenectomy pélvico o
  2. radioterapia primaria con la radiación externa de la viga y alto-dosis-tarifa o bajo-dosis-tarifa brachytherapy

Aunque las dos modalidades fueron encontradas de ser semejantemente eficaces en los ensayos seleccionados al azar, el índice y los tipos de complicaciones difieren. La preferencia del tratamiento depende de la situación, la entrada del médico, y la edad del paciente, la salud, y las características del tumor. Los que favorecen cirugía radical precisan que deja la vagina en una condición más funcional, mientras que la radioterapia da lugar a una reducción en longitud, calibre, y la lubricación de la vagina. En mujeres premenopausal, la función ovárica se puede preservar con cirugía. El acercamiento quirúrgico también proporciona la oportunidad para la exploración pélvica y abdominal y proporciona una información clínica y patológica mejor con la cual individualizar el tratamiento. La cirugía se puede preferir sobre radioterapia en las mujeres que tienen enfermedad diverticular, absceso tuboovarian, o absceso appendiceal; han tenido radioterapia anterior; tenga riñón localizado pélvico congénito; o sea sicopático o no-obediente. Los autores de la radioterapia abogan la radiación primaria para evitar morbosidad o mortalidad quirúrgica, riesgo de la pérdida de la sangre y de la transfusión, y tiempo excesivo de la anestesia.

Un análisis más cuidadoso de los patrones de la falla que seguían histerectomia radical ha conducido para mejorar la estratificación de pacientes en grupos de riesgo y la prueba incorporada de los agentes systemic de la quimioterapia en ésos considerados en de riesgo elevado de la falla distante. El papel de la terapia ayudante que sigue cirugía primaria en carcinoma de la temprano-etapa se avanza grandemente en dos seleccionó al azar ensayos clínicos (6). Tratan a los pacientes con enfermedad extra-cervical histológico específicamente documentada ésos con la implicación nodal pélvica, los márgenes positivos, o la extensión parametrial con radioterapia pélvica concurrente y quimioterapia cisplatin-basada. Mejora supervivencia recai'da-libre y tarifas totales de la supervivencia en comparación con radioterapia solamente. Después de histerectomia radical, un subconjunto de los pacientes negativos del nodo que tienen una constelación de factores de riesgo primarios (tumores grandes, profundidad de la infiltración stromal, e implicación lympho-vascular del espacio) se puede definir como teniendo riesgo intermedio para la recaída. Para estos pacientes la radioterapia pélvica ayudante provee de la ventaja terapéutica sin obstrucción, tarifas recai'da-libres importante mejoradas de la supervivencia en comparación con las que no tenían ninguna otra terapia.

gerencia cervical del carcinoma de la Tarde-etapa (IIb o más adelante):

Históricamente, la radioterapia primaria se ha utilizado para tratar a pacientes con el cáncer cervical abultado o localmente avanzado. El acercamiento consiste en generalmente la radiación externa de la viga para lograr la reducción primaria del tumor y para proporcionar cubrimiento al parametria y nodos regionales en el riesgo, suplementado por brachytherapy a la entrega de la dosis de la radiación del aumento al tumor residual central. Tentativas anteriores de mejorar resultados del resultado de la radioterapia primaria mediante la adición de agentes tales como hydroxyurea o de sensitizers hypoxic de la célula satisficieron con éxito mezclado.

Los resultados a partir de cinco ensayos seleccionados al azar en cáncer cervical han establecido el papel de la radioterapia cisplatin-basada concurrente de la quimioterapia y para la enfermedad de riesgo elevado o localmente avanzada (7). Los varios estudios tenían diversos criterios de la elegibilidad, pero en total incluyeron un amplio espectro de presentaciones clínicas:

  1. pacientes con los tumores localmente avanzados para los cuales la chemo-radiacio'n representó terapia primaria
  2. cánceres abultados de la temprano-etapa en los cuales la chemo-radiacio'n fue entregada antes de histerectomia ayudante
  3. casos poste-radicales de la histerectomia con los factores patológicos de riesgo elevado (nodos de linfa positivos, parametria positivo, márgenes positivos) para quién la chemo-radiacio'n ayudante fue dada.

Aunque el régimen quimioterapéutico cisplatin-basado óptimo todavía no se ha definido completo, muchos están eligiendo utilizar cisplatin semanal debido a su facilidad de la entrega y del perfil favorable de la toxicidad. Sin embargo, es sin obstrucción que el uso previamente polémico del hydroxyurea puede ser abandonado. Además, debe ser recordado que las ventajas de la chemo-radiacio'n están obtenidas solamente en el ajuste de la terapia concurrente. Actualmente, las mujeres con el cáncer cervical localmente avanzado en Norteamérica deben recibir concurrente cisplatin-basado de la quimioterapia con radioterapia.

¿Se deben el cáncer y el adenocarcinoma squamous de la célula tratar diferentemente?

Subyacente esta pregunta es el discusión que continúa con respecto a las implicaciones pronósticas independientes del adenocarcinoma contra histologies squamous de la célula en cáncer cervical, especialmente en enfermedad de la temprano-etapa. En un estudio hecho por el grupo de Gynecology Oncology no reveló ninguna diferencia importante fueron encontrados entre los tipos de la célula con respecto a la edad del paciente en la presentación, el estado del funcionamiento, las metástasis nodales pélvicas, la profundidad de la invasión cervical, la extensión uterina, los márgenes quirúrgicos, o la infiltración parametrial. Las tarifas libres de la supervivencia de la recaída eran similares para los tres histologies, pero la célula adenosquamous fue asociada a una reducción pequeña, estadístico importante en supervivencia total, incluso después del ajuste según factores de riesgo patológicos asociados (8). A pesar de la discusión en curso con respecto tipo y a pronóstico de la célula, no hay evidencia para soportar diferencias en el tratamiento del cáncer squamous invasor de la célula contra el adenocarcinoma de la cerviz. La única excepción a esto es la gerencia de la enfermedad microinvasive, donde las pautas se han desarrollado para una gerencia más conservadora de pacientes con el cáncer squamous de la célula de la etapa Ia1 de FIGO, correspondiendo con la sociedad de la definición del funcionamiento de los oncologists ginecológicos para los tumores como mínimo invasores discutidos previamente.

Para los pacientes con enfermedad franco invasora, sin importar la histología squamous de la célula o del adenocarcinoma, las opciones primarias para el tratamiento son histerectomia radical con radioterapia lymphadenectomy o definitiva. En los pacientes, experimentando la cirugía primaria que tiene nodos positivos, márgenes positivos, o infiltración parametrial, el concurrente ayudante de la radiación con quimioterapia cisplatin-basada se indica en base de resultados positivos. La adición de la quimioterapia a la radiación aparecía superar el pronóstico peor asociado a los componentes de la célula del adenocarcinoma, en comparación con los pacientes que recibían radioterapia ayudante solamente.

Cáncer cervical invasor durante embarazo:

Este problema clínico requiere la atención a la salud de la mujer así como la seguridad del feto. Ediciones éticas de las preocupaciones, culturales y religiosas, y si los deseos del paciente continuar el embarazo después de ser informados de los riesgos del potencial y de las ventajas del tratamiento influencian el tratamiento apropiado. El asesoramiento y la terapia óptimos requieren un acercamiento interdisciplinario. Entre 2.7% y 3.5% de cajas de cáncer cervical ocurra en mujeres embarazadas. La diagnosis del carcinoma invasor durante embarazo presenta un dilema terapéutico. El índice de la supervivencia de pacientes con el cáncer cervical de la etapa I es excelente sin importar la época de la diagnosis durante embarazo, con índices divulgados recientes de la supervivencia de el 85% y el 95%. La tarifa total de la supervivencia para las mujeres que eran embarazadas y tenían cáncer cervical invasor es el 80% (9).

Las mujeres embarazadas son 3.1 veces más probables que mujeres nonpregnant tener enfermedad diagnosticada de la etapa I, probablemente debido a la examinación regular. Un paciente embarazado con carcinoma-en-situ y el carcinoma squamous microinvasive de 3 milímetros o de menos pueden entregar vaginally y ser reevaluados y ser tratados en el postpartum de 6 semanas. Los pacientes embarazados con el carcinoma invasor de la cerviz pueden elegir la terminación temprana o elegir continuar el embarazo. Los a quienes tenga feto maduro a la hora de diagnosis también puede desear demora el tratamiento, si el paciente opta continuar el embarazo, gravamen de la pre-entrega de la madurez fetal del pulmón por análisis del líquido amniotic deben ser considerados fuertemente, considerando la disponibilidad del soporte neonatal para optimizar resultado fetal y para evitar las complicaciones potencialmente severas de la precocidad, en el período neonatal y en el revelado a largo plazo. Incluso esos pacientes con enfermedad de la temprano-etapa deben ser pequeños enterado que el tratamiento delaying lleva un indefinido, solamente probable, riesgo de la progresión de la enfermedad. Sin embargo, el tratamiento delaying para optimizar madurez fetal proporciona una ventaja importante, cuantificable para el infante.

El modo de la entrega para esos pacientes que elijan a demora el tratamiento para permitir la maduración fetal es polémico. Las patentes con el pequeño-volumen, lesiones de la temprano-etapa pueden ser candidatos a entrega vaginal. Si la entrega vaginal promueve la progresión de la enfermedad no es sin obstrucción. Si es posible, el paciente debe dar a luz por entrega cesariana a la hora de cirugía radical prevista, y la entrega vaginal debe ser reservada para esos pacientes con enfermedad pre-invasora o la enfermedad invasora de Ia de la etapa con terapia fertilidad-que se pasa sin prevista del postpartum. Es prudente no procurar la entrega vaginal de mujeres con los tumores grandes o friables, dada el riesgo de obstruir el progreso del trabajo o el riesgo de sangrar con la hemorragia potencialmente peligrosa para la vida que pudo requerir histerectomia de la emergencia. La carta recordativa post-treatment debe incluir la inspección y la palpación del sitio de la episiotomía. El tratamiento de la enfermedad recurrente en la episiotomía consiste en la supresión seguida por la radiación.

Cuando se realiza la histerectomia cesariana radical, se prefiere una incisión uterina clásica. Ovariopexy bilateral es una consideración razonable a la hora de cirugía en caso que la radiación ayudante se pudiera indicar para los pacientes con las características histopathologic de riesgo elevado. La mayoría de los pacientes embarazados que son candidatos a cirugía radical beneficiarán de la cirugía más bien que de la radioterapia, dadas la ventaja de la preservación ovárica y la evitación de la fibrosis vaginal radiacio'n-asociada. La radioterapia del planeamiento para los pacientes embarazados con el cáncer cervical requiere la adaptación cuidadosa ajustar para que haya la distorsión anatómica creada por el estado del gravid. Los pacientes que optan por radioterapia primaria con el intento de la terminación del embarazo deben comenzar con terapia de la externo-viga.

Supervisión Del Largo plazo:

Vigilancia después de que la terapia primaria para el carcinoma invasor de la cerviz se recomiende universal. El aproximadamente 35% de pacientes tendrán enfermedad persistente o recurrente. La meta principal de la vigilancia es detección temprana de la enfermedad recurrente para poder ofrecer pacientes terapia potencialmente curativa del salvamento. La supervivencia de average1-year para los pacientes con el cáncer cervical recurrente es 10-20%. vigilancia de la Poste-terapia y horario propuesto que implica las visitas tres veces anuales de la carta recordativa por los primeros 2 años, y visitas twice-yearly posteriormente al año 5, con las pruebas de Pap y la radiografía del pecho sobre una base anual. El acercamiento común incluye examinaciones y pruebas de Pap cada 3-4 meses por los primeros 3 años, disminuyendo a dos veces anualmente en el cuarto y cincuenta años (10).

La carta recordativa post-treatment también es beneficiosa por razones con excepción de la diagnosis de la repetición. El soporte y el reaseguro psicologicos del contacto continuado con el equipo que trata es vital importantes. Las visitas anuales del mantenimiento de la salud para la mamografía, la presión arterial, y la evaluación de otros problemas médicos son importantes. Muchos de estos pacientes experimentan radioterapia salpingo-oopherectomy o bilateral, y la terapia del reemplazo de la hormona se debe considerar en tales pacientes. El adenocarcinoma cervical no es una contraindicación a la terapia del reemplazo de la hormona.

Consideraciones Futuras:

El grupo ginecológico de la oncología (GOG) condujo un estudio de la fase III del cisplatin comparado con cisplatin más dibromodulcitol o ifosfamide. Comparado con el cisplatin solo, el cisplatin más ifosfamide tenía una tasa de respuesta importante más alta y un intervalo progresio'n-libre, sin diferencia importante en supervivencia. Además, los efectos nocivos (el neurotoxicity de la leucopenia, del nephrotoxicity, central y periférico) fueron aumentados importante del brazo ifosfamide-que conteni'a. Las lecciones aprendieron de este ensayo incluyeron la necesidad de determinar la calidad de la vida. Los resultados con la quimioterapia paliativa para el cáncer cervical metastatic están mejorando constantemente, pero ningún tratamiento no se puede considerar "óptimo", y por lo tanto la terapia preferida debe ser, siempre que sea posible, participación en un ensayo clínico. Los ensayos clínicos han producido mejor, aunque terapias más complejas. A excepción de subconjuntos de pacientes con enfermedad de la temprano-etapa, casi todos los pacientes con el cáncer cervical recibirán terapia del multimodality. La búsqueda para que el drug(s) óptimo combine con radioterapia debe continuar (11).

La laparoscopia operativa ha sido de largo un apoyo principal en el tratamiento de condiciones ginecológicas benignas. En los años 90 los oncologists ginecológicos comenzaron a utilizar la laparoscopia para realizar histerectomias y disecciones del linfa-nodo en mujeres con el cáncer endometrial. La histerectomia radical laparoscopic total (TLRH) para el tratamiento de pacientes con el cáncer cervical era también primera descrita en los años 90 tempranos. Este procedimiento aunque técnico es difícil realizarse, es un procedimiento factible y seguro que tiene poca morbosidad intraoperative y postoperatoria que histerectomia radical abdominal y los resultados a largo plazo que sean probablemente equivalente a los de la histerectomia radical abdominal. Mientras que la tecnología laparoscopic y el equipo mejoran y mientras que los cirujanos hacen más cómodos con técnicas como mínimo invasoras, TLRH será realizado más comunmente (12).

Resumen:

Para la etapa Ib y los carcinomas seleccionados de IIa de la cerviz, la histerectomia radical y la disección del nodo de linfa o la radioterapia con quimioterapia cisplatin-basada deben ser consideradas. La radioterapia ayudante se puede requerir en ésos tratada quirúrgico, basado en factores de riesgo patológicos, especialmente en ésos con carcinoma de la etapa Ib2. La etapa IIb y mayor se debe tratar con la externo-viga y la quimioterapia cisplatin-basada brachytherapy del radiación y concurrente.

Para el carcinoma squamous microinvasive de la etapa Ia1 de la cerviz, el tratamiento con el conization de la cerviz o la histerectomia extra-facial simple puede ser considerado. El carcinoma squamous invasor de la etapa Ia2 de la cerviz se debe tratar con histerectomia radical con la disección del nodo de linfa o la radioterapia, dependiendo de circunstancias clínicas. La etapa Ib1 debe ser distinguida del carcinoma de la etapa Ib2 de la cerviz porque la distinción predice la implicación nodal y la supervivencia total y puede por lo tanto, afectar el tratamiento y el resultado. Los pacientes con los cánceres squamous y ésos de la célula con los adenocarcinomas deben ser manejados semejantemente, a excepción de ésos con enfermedad microinvasive. Los criterios para los adenocarcinomas microinvasive no se han establecido.

Después del tratamiento para el carcinoma cervical, los pacientes deben ser supervisados regularmente, por ejemplo, con las examinaciones tres veces-anuales de la carta recordativa por los primeros 2 años y las visitas twice-yearly posteriormente al año 5, con las pruebas de Pap anualmente y las radiografías del pecho anualmente por hasta 5 años. El tratamiento para los pacientes embarazados con el carcinoma invasor de la cerviz se debe individualizar en base de la evaluación de riesgos maternales y fetales.

Recursos:

  1. Organización Mundial de la Salud
    Investigación cervical del cáncer en los países en vías de desarrollo (pdf)
    Planeando y poniendo los programas cervicales de la prevención en ejecucio'n y de control del cáncer (pdf)
  2. Instituto Nacional Del Cáncer
    Cáncer Cervical
  3. Centro para el control y la prevención de la enfermedad
    Pecho nacional y programa cervical de la detección temprana del cáncer

Referencia:

  1. Greenlee Rt, Mb De la Colina-Harmon, Murray T, Thun M. Caner Statistics, 2001. Cáncer J Clin 2001;51:15-36 (Nivel II-3) del Ca.
  2. Benedet JL, Odicino F, Maisonneuve P, et al. Carcinoma de los úteros de la cerviz. J Epidemiol Biostat 2001;6:7-43
  3. Eifel PJ, Morris M, et al. La influencia del tamaño y de la morfología del tumor en el resultado de pacientes con el carcinoma de la célula de la etapa IB Squamous de FIGO de la cerviz uterina. J Interno Radiat Oncol Bio Phys 1994;29:9-16 (Nivel II-3).
  4. Grigsby Picovatio. Radioterapia primaria para la etapa IB o el cáncer cervical de IIA. Instalación Nacional Monogr 1996;(21):61-64 (III Nivelado) Del Cáncer De J.
  5. Benedet JL, Anderson Gh. El carcinoma de la etapa IA de la cerviz revisitó. Obstet Gynecol 1996;87:1052-1059 (III Nivelado).
  6. Peters WA 3ro, Liu PY, et al. La quimioterapia concurrente y la radioterapia pélvica compararon con la radiación pélvica comparada con radioterapia pélvica solamente como terapia ayudante después de la cirugía radical en el cáncer de riesgo elevado de la temprano-etapa de la cerviz. J Clin Oncol 2000;18:1606-1613 (I Nivelado).
  7. llaves HM, BN de Bundy, et al. Cisplatin, radiación, e histerectomia ayudante comparada con la radiación y la histerectomia del coadyuvante para el carcinoma cervical abultado de la etapa IB. N Inglés J Med 1999;340:1154-1161 (I Nivelado).
  8. Observe KY, Brunetto VL, et el al. Un análisis de la célula mecanografía hacia adentro a pacientes con el carcinoma quirúrgico efectuado de la etapa IB de la cerviz: un estudio ginecológico del grupo de la oncología. Gyecol Oncol 1996;63:304-311 (Nivel II-3).
  9. BA de Goff, Paley PJ, et al. Cáncer en el paciente embarazado. En Hoskins WJ, Perez CA, RC joven, eds. Principios y práctica de la oncología ginecológica. Philadelphia: Lippincott Williams Y Wilkins, 2000:501-528 (III Nivelado).
  10. Red Comprensiva Nacional Del Cáncer. Pautas de la práctica de NCCN para el cáncer cervical. En: La biblioteca completa de las pautas de la práctica de la oncología de NCCN (CD-ROM), versión 2000, fecha 1 de junio de 2000 de la revisión (Nivel-III).
  11. ADO De Moore. Cáncer cervical. Obstet Gynecol 2006;107:1152-1161.
  12. SR. de Frumovitz M, de Reis RD, del sol cc, de Milam et al. Comparación de la histerectomia radical laparoscopic y abdominal total para los pacientes con el cáncer cervical de la temprano-etapa. Obstet Gynecol 2007;110:96-102.

Publicado: 25 June 2009

Women's Health & Education Center
Dedicated to Women's and Children's Well-being and Health Care Worldwide
www.womenshealthsection.com